Llegó la III República Española

2
5

Las noticias corren como la espuma. Parece ser que lo hemos conseguido. Esta mañana las calles de España se tiñen de rojo, amarillo y violeta para celebrar la proclamación de la Tercera República. Las vías llenas de gente festejando un momento histórico, una oportunidad de oro para continuar con los sueños que los golpistas arrebataron al pueblo.

Dicen por ahí que ha sido un acto espontáneo, que el primer Ayuntamiento en colocar su bandera republicana fue el de Ciudad Rodrigo y que todo ha ido contagiándose. También me han contado que Juan Carlos llamó de madrugada a su hijo a la Zarzuela para comunicarle que, tras años intrigado por el futuro de la Corona, había decidido devolvérsela a su legítimo dueño, que no es otro que el pueblo, para que decidiese qué quería hacer con ella. Creo que los rumores han llegado demasiado lejos.

Por lo visto, el Presidente ha disuelto las Cortes y convocará elecciones de carácter urgente. Los herederos del franquismo han asumido mal que bien la situación y El Mundo se preguntará mañana en su portada sobre la autoría intelectual de los hechos y la posibilidad de que la pintura violeta tenga ácido bórico entre sus componentes.

Nunca pensé que llegaría este momento, y lo cierto es que el ahogo es monumental. Una cosa es lucir bandera, lanzar consignas y decir a los cuatro vientos que uno quiere una república, pero otra cosa es encontrarse de bruces con ella. El júbilo viene acompañado de la responsabilidad de quienes tenemos ahora todo un trabajo por delante: el pueblo español. No se trata de cambiar al rey por un presidente de la república, sino de hacer de nuestro país un lugar donde la democracia sea real y basada en los valores republicanos.

Se trata de abonar la sociedad con aquellas ideas que siempre han estado en la mente de los republicanos: los derechos humanos, la igualdad, el reparto de la riqueza, la lucha contra la exclusión, la honradez política, la democracia participativa, la justicia… Es el momento de comenzar a hacer de los Ayuntamientos los verdaderos lugares de participación y democracia.

ANÓNIMO

2 Comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Las noticias corren como la espuma. Parece ser que lo hemos conseguido. Esta mañana las calles de España se tiñen de rojo, amarillo y violeta para celebrar la proclamación de la Tercera República. Las vías llenas de gen……

  2. Ciudad Rodrigo??? se nota que no conoces esa ciudad. Creeme, si hay una ciudad más monárquica y de derechas esa ciudad es Ciudad Rodrigo. Cuando inventes una historieta, que por cierto es similar a la de la segunda república, procura que la ciudad donde se coloque la primera bandera no sea Ciudad Rodrigo, no Valladolid, etc…porque la vas a cagar, pon una ciudad catalana o vasca (si no recuerdo mal fue en un pueblo vasco donde se colocó la primera bandera de la IIR, creo que fue en Gasteiz), o incluso no quedaría mal agenciarle el «mérito» a una ciudad del sur como Sevilla, por cambiar.

Dejar respuesta