Macrobotellón en 1759

0
8

Cuando Carlos III ascendió al trono de España allá por 1759, en Níjar, un pueblo cercano a Almería, se celebró tal hecho con lo que actualmente llamaríamos un macrobotellón. Se hace eco de este hecho histórico el filósofo Ortega y Gasset en su obra “La rebelión de las masas” como muestra de los límites a los que la masa plebeya puede llegar.

Según parece, el alcalde reunió en la plaza a todos los vecinos, y después de preguntar cosas como “¿creéis por esta que Dios es Dios? ¿Y creéis que Carlos III, que es hermano de nuestro difunto Rey, el que está en Italia, es nuestro monarca?”; comenzó la fiesta. Mandó acarrear hasta la plaza bebida para todo el presente y se consumieron 77 arrobas de vino y cuatro pellejos de aguardiente. Con esta cantidad de alcohol, la masa se desmadró y acabaron arrasando y saqueando tiendas, casas y locales por todo el pueblo.

Un festejo histórico, en todos los sentidos, sin duda, que se conoce como la locura de Níjar y que bien podía encajar en nuestros días en algunos lugares.

Fuente: CURISTORIA

Dejar respuesta