Testamento online paqra elegir quién heredará tus webs y perfiles en redes sociales

1
18

¿Qué pasa con un blog si su creador fallece? ¿Su contraseña de acceso morirá con él? Y el blog, ¿estará condenado a no volver a actualizarse? Una web bautizada como ‘MyWebWill’, responde a estos y otros interrogantes y permite controlar qué ocurre con los ‘restos sociales’ tras la muerte.

‘MyWebWill’ es un sitio web que permite a los internautas gestionar su legado en redes sociales en caso de fallecimiento eligiendo quién será el heredero de sus ‘passwords’, el cese de sus cuentas o, en general, elegir que ocurrirá con su vida virtual tras su muerte en el mundo real.

En la página web, los creadores ofrecen sus servicios bajo la siguiente carta de presentación: «‘My Webwill’ te permite tomar decisiones sobre tu vida online después de tu muerte. Puedes elegir desactivar, cambiar o transferir tus cuentas de Twitter, Facebook o tu blog. Cuando mueres, nosotros cumpliremos tu deseo».

El servicio, eso sí, no es gratuito, aunque es bastante asequible. No obstante, su precio varía en función de la longevidad del cliente, ya que la suscripción mensual exige una cuota de un dólar al mes. Con este pago, el usuario puede elegir si quiere que su vida online muera con él o si desea que otro la herede.

Existe también una tercera opción, quizá la más macabra, consistente en enviar un último mensaje de despedida a sus contactos o en una actualización de estado ‘post mortem’.

PROYECTO SUECO

El peculiar negocio, cuya web está disponible de momento en su versión beta, tiene su origen en la tesis doctoral de una de sus fundadoras, Lisa Grandberg, alumna de la institución sueca ‘Beckmans College of Design’.

No obstante, la idea surgió en el otoño de 2008, cuando los creadores de ‘www.mywebwill.com‘ se dieron cuenta de que la ‘identidad digital’ era inmortal, mientras que su dueño no gozaba del mismo don.

En ese momento, los creadores de este testamento online empezaron a investigar y se pusieron en contacto con familiares de fallecidos, que se mostraban desesperados ante el tiempo y el esfuerzo empleado en contactar con grandes sitios de Internet para que eliminaran los restos online de sus difuntos.

Según recogen en la web los fundadores de ‘My Webwill’, «ponerse en contacto con estos sitios resultaba casi imposible y, sin las contraseñas de los fallecidos, los familiares estaban impotentes». Además, algunos familiares estaban preocupados por que cierta información de valor vertida por sus parientes en sus blogs desaparecería con el tiempo.

Ante esta problemática, estos emprendedores suecos quisieron ofrecer un «seguro de vida» para la vida digital — ya que alertan de que ‘My Webwill’ no reúne las características jurídicas necesarias para ser considerado un testamento — dando a luz la idea de ‘My Webwill’, disponible de momento en todo el mundo en inglés y sueco.

1 Comentario

Dejar respuesta